Investigación en insuficiencia cardíaca

La insuficiencia cardíaca crónica se produce cuando el corazón es incapaz de bombear con la intensidad necesaria para satisfacer las necesidades de sangre y oxígeno del resto del organismo. Esto puede provocar que el paciente experimente una serie de síntomas que empeoran progresivamente su esperanza y calidad de vida. Los más habituales son la falta de aliento (disnea),  desmayo (síncope), hinchazón en los tobillos (edema) y la fatiga.

La insuficiencia cardíaca crónica es una enfermedad grave y con una alta prevalencia, que va en aumento debido al envejecimiento de la sociedad. Es una de las primeras causas de mortalidad y hospitalización en mayores de 65 años.

La mitad de los casos de insuficiencia cardíaca son de insuficiencia cardiaca con fracción de eyección preservada. Su aparición está estrechamente asociada con el envejecimiento, así como con otros factores de riesgo como la hipertensión, la enfermedad renal crónica y las alteraciones metabólicas como la obesidad y la diabetes.

¿Necesita más información?

Si está interesado en conocer más sobre nuestra investigación, contacte con nosotros.

Soñamos con prevenir y curar la insuficiencia cardíaca

En los últimos años se ha avanzado en tratamientos para mitigar los síntomas, pero aún faltan alternativas terapéuticas que consigan frenar el avance o mejorar el pronóstico de esta enfermedad.


Profundizamos en los mecanismos fisiopatológicos causantes de la aparición y desarrollo de la enfermedad. 


Buscamos hallar nuevos biomarcadores para una mejor estratificación individualizada de los pacientes y validar nuevas dianas que mejoren su tratamiento. 


Trabajamos de manera conjunta investigadores y clínicos para lograr trasladar rápidamente los descubrimientos del laboratorio al paciente.

REFERENTES EN INVESTIGACIÓN TRASLACIONAL

Grupo de Investigación en Insuficiencia Cardíaca

Equipo de referencia en la investigación clínica y preclínica de  la insuficiencia cardíaca para un diagnóstico individualizado de esta patología, identificando las alteraciones subyacentes a su aparición y progresión y desarrollando nuevos biomarcadores y estrategias terapéuticas más efectivas, precisas y personalizadas.

Forma parte del Programa de Enfermedades Cardiovasculares.